Piedra de la serpiente de Vilaescura

Se cuenta, hace ya muchísimos años, cuando los/as mouros/as llegaron a esta zona de Galicia, que una hermosa moura se enamoró de un chico del pueblo. Se veían a escondidas en el bosque, siempre en el mismo lugar: en una enorme piedra en un camino perdido. Un día, la familia de la moura se enteró de lo que estaba ocurriendo y decidió matar al chico, pues era incomprensible una historia de amor entre dos sangres y culturas tan diferentes. Cuando la moura descubrió que mataron a su amado, enloqueció, hizo un hechizo y se convirtió en una serpiente negra.

Desde entonces ronda la gran piedra que escondía las citas secretas de la pareja en el bosque, esperando a que aparezca su enamorado. Por eso, hoy en día, si paseas por los bosques de Vilaescura e ves una serpiente negra, ten cuidado de no dañarla; estás rondando la piedra de la moura.
(Fonte: Antonio Reigosa galicia encantada).

Xoana Almar y Miguel Peralta.

Sober (Lugo). 2015.

Información adicional

  • imaxe-cuadrada: imaxe-cuadrada